Maximiza el rendimiento y la durabilidad de los neumáticos mediante el control y el mantenimiento de una presión de aire correcta. Consulta el manual del usuario para verificar la presión recomendada para los neumáticos de tu vehículo.

Comprobación de la presión de aire

Revisa los neumáticos por lo menos una vez al mes, y hazlo cuando estén fríos (el vehículo debe haber estado detenido durante por lo menos tres horas). Lee el manual del usuario para comprobar cuál es la presión de aire recomendada para tu vehículo. Utiliza un manómetro de buena calidad, ya que es una cosa que el ojo humano no puede detectar: ​​Los neumáticos radiales pueden parecer que están bien aun estando desinflados. Comprueba si hay algún objeto en los surcos de la banda de rodadura: podría hundirse en el neumático y provocar pérdida de aire. ¡Y siempre revisa tu caucho de repuesto!.