Con el fin de manejar con seguridad tu vehículo, debes seguir las siguientes precauciones de seguridad: Maniobras seguras, luces apropiadas, inspecciones a tu vehículo antes de salir de viaje.

Abróchate el cinturón

El consejo más importante para que tu familia esté segura durante el recorrido es usar siempre los cinturones de seguridad, así como los asientos de seguridad apropiados para los niños. Los niños estarán seguros en el asiento trasero y en el asiento apropiado para bebé o niño, o con el cinturón de seguridad adecuado para su tamaño y edad. Nunca coloques un asiento de bebé (de esos en los que el bebé queda mirando hacia atrás) en el asiento delantero de un vehículo equipado con airbag.

Maniobras rápidas

Al hacer una vuelta rápida para evitar golpear un objeto en tu camino, antes de doblar asegúrate de mirar en la dirección hacia la que quieres doblar para comprobar que el camino esté libre.

¡Pon ambas manos sobre el volante!

El conductor siempre debe tener las dos manos sobre el volante. El mejor lugar para colocar las manos es en la posición del reloj de las nueve y quince, que otorgan un mayor control en el manejo.

Enciende las luces nocturnas

Si tu vehículo viene equipado con luces para manejo diurno, en condiciones de lluvia también utiliza tus luces de noche. Aún si tu visibilidad es buena, otros conductores podrán ver mejor tu vehículo.