Nadie quiere problemas con el auto para arruinar el viaje. Un poco de planificación siempre ayuda en este caso, así tú y tu familia pueden disfrutar de un viaje divertido y seguro. Asegúrate de realizar antes de salir una inspección mecánica en cualquiera de nuestros concesionarios o talleres autorizados de Ford.

Antes de salir, asegúrate de:

  • Dirigirte a un concesionario o taller autorizado Ford y que un técnico especializado realice una inspección a tu vehículo antes de salir de viaje. El técnico puede verificar los cinturones de seguridad, mangueras, frenos, luces, parabrisas, limpiaparabrisas, aceite y refrigerantes.
  • Siempre lleva contigo un gato, una llave de doble pin y otras herramientas en caso de un pinchazo.
  • Comprueba la presión de los neumáticos, incluido el caucho de repuesto.
  • Lleva una linterna con pilas de repuesto, balizas de emergencia, gafas de sol y un botiquín de primeros auxilios.
  • Lleva tu licencia de conducir, la documentación del vehículo, las tarjetas de seguro médico de los pasajeros y la tarjeta de seguro del vehículo.
  • Lleva un juego extra de llaves para tu vehículo.
  • Planifica tu ruta y deja una copia del itinerario a un familiar o vecino.
  • Lleva contigo tu medicación personal y la prescripción médica.
  • Lleva el número de tu médico.
  • Realiza todo el mantenimiento y las reparaciones de tu vehículo por lo menos una semana antes de tu viaje (consulta el Manual del usuario para determinar cuándo se deben realizar los procedimientos de mantenimiento).